Cómo y cuándo debes cargar el aire acondicionado del coche

Posted by

LUCÍA CARMONA CASTRO

  • La carga del aire acondicionado se realiza mediante una estación de carga que se programa según el modelo de coche.
  • La estación de carga recupera el fluido refrigerante del vehículo, lo limpia y lo deshidrata para que no haya humedad en el circuito.
  • NOTICIA RELACIONADA: Consejos a seguir cuando llevas el coche a un taller mecánico.

El filtro del polen influye en el aire acondicionado

Con el verano a la vuelta de la esquina, más de un conductor ha empezado a poner a punto su vehículo para asegurarse una conducción sin problemas en estas vacaciones.

La carga del aire acondicionado es una de las tareas más importantes que hay que revisar si no queremos que nuestro coche se convierta en un horno con ruedas. Para aclarar todas las dudas respecto a este tema, en 20minutos.es nos hemos puesto en contacto con Álvaro León, Coordinador General de Eurotaller.

En primer lugar, hay que saber que el filtro del polen es el que influye en el aire acondicionado, ya que con el uso se va ensuciando y filtra peor. Además, si está muy colmatado, no deja pasar suficiente caudal de aire, por lo que perjudica la capacidad de climatización.

Ahora bien, ¿cómo se carga el aire acondicionado? “La carga se realiza mediante una estación de carga de aire acondicionado“, señala León, “esta estación se programa según el modelo de coche, pues la carga varía en función de la cantidad de refrigerante y aceite de cada vehículo, entre otras cosas”.

Este aparato es el encargado de recuperar el fluido refrigerante del vehículo (gas fluorado), limpiarlo y deshidratarlo, ya que la humedad es el primer enemigo del aire acondicionado.

“En vehículos de cierta edad, los gases que llevan de serie (R12) no cumplen la normativa actual, por lo que es necesario desecharlos según el protocolo europeo y cargar un gas compatible con la legislación”, añade León.

Aunque el procedimiento de carga no ha cambiado con el paso de los años, la tecnología ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de carga de los nuevos gases que se utilizan actualmente. Según León, “trabajamos con los gases a una mayor presión”.

En resumen, estos serían los pasos para cargar el aire acondionado con la estación de carga:

  • Primero se conectan las mangueras de alta y baja presión al circuito del vehículo.
  • La máquina comienza a funcionar con la limpieza y recuperación del gas y aceite viejo.
  • Al terminar se comprueba mediante vacío si hay fugas en el circuito.
  • Por último, si no hay fugas, se realiza la carga de gas y aceite.
  • Una vez realizado el proceso, se hace una comprobación de que el aire acondicionado funciona correctamente.

A continuación ofrecemos un vídeo en el que se explica el funcionamiento de una de estas estaciones de carga.

¿Cuándo se recomienda cargar el aire acondicionado?

Igual de importante que saber el cómo es saber el cuándo. “En un principio, el fluido refrigerante no se gasta, salvo que exista una fuga o microfuga, que tiende a aparecer con el tiempo, pues los componentes del sistema envejecen”, señala León.

“En caso de un mal funcionamiento del aire acondicionado del vehículo, sería necesaria una revisión del sistema, puesto que aparte de la carga, puede ser que tenga humedad en el sistema, o que haya algún elemento como el filtro deshidratante del aire acondicionado que esté en mal estado”, añade el Coordinador General de Eurotaller, pero en principio, “es un elemento que puede durar varios años sin ningún problema”.

Por otra parte, los fabricantes recomiendan cambiar el filtro del aire cada año o cada 15.000 km.

Deberás cambiar el aire acondicionado si notas que no enfría lo suficiente, si no proporciona el mismo caudal que antes o si notas un olor extraño.


Source: NoticiasCoches