Si conduces con chanclas o sin camiseta te pueden poner una multa de 80 euros

Posted by

RACE

  • El Reglamento General de Circulación señala que será motivo de sanción “conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimientos”.
  • Es recomendable llevar unas zapatillas o zapatos flexibles en el maletero para conducir cómodamente.
  • ESPECIAL: Seguridad Vial.

Conducir en verano

El calor del verano nos lleva en muchos casos a vestir ligeros de ropa. Es habitual ver a personas en bañador porque van o vuelven de la playa o la piscina, muchos no se quitan las chanclas en tres meses e incluso los hay que van sin camiseta o que se atreven a caminar descalzos. Aunque sean medidas habituales en los meses de calor, no nos sirven si vamos a ponernos al volante.

No hay una ley explícita que nos prohíba conducir en bañador, sin camiseta o con chanclas, pero el artículo 18 del Reglamento General de Circulación sí dice que será motivo de sanción el hecho de “conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimientos”. Si el agente de tráfico considera que tu vestimenta no es adecuada para conducir porque limita tus movimientos o pone en peligro la seguridad te podría poner una multa de 80 euros.

Bañador y chanclas, incompatibles

Además de lo incómodo que es conducir con bañador o sin camiseta por el roce del cinturón, es peligroso ya que, en caso de frenazo brusco, puede provocarnos heridas en el abdomen y tórax. ¿Qué vestimenta es la más adecuada para conducir en verano?

Los expertos –y el sentido común- recomiendan conducir con ropa cómoda y holgada. En verano es importante que sea transpirable, si es de algodón mucho mejor. Si vas o vuelves de darte un chapuzón, ponte siempre una camiseta o unos pantalones cortos. Irás fresco y al mismo tiempo seguro.

En cuanto a las chanclas, éstas se convierten en fieles compañeras para muchos conductores y es un gran error. No sólo porque, en general, no es el calzado más adecuado para la salud de los pies, también porque pueden causarnos algún que otro susto o peor, un accidente cuando vamos en coche.

Para conducir, el calzado tiene que ser ergonómico, debe ser flexible, con una suela que ofrezca buen agarre y que proporcione una buena sujeción. Será la única manera de garantizar que pisamos el acelerador con fuerza y precisión. Las chanclas no sujetan bien el pie, no son resistentes y están confeccionadas con suela deslizante, lo que conlleva que perdamos superficie de apoyo y sensibilidad con los pedales.

¿Qué implica para la conducción? Que pisemos mal el acelerador o el freno y perdamos el control del pedal, se deslice el pie al realizar alguna maniobra o no nos permita reaccionar con rapidez y precisión ante un imprevisto. ¡Las chanclas se pueden enganchar con los pedales! Por supuesto, conducir descalzo o con zapatos de tacón es igualmente peligroso.

Si no puedes vivir sin tus chanclas o sin tus tacones y conduces, sería muy recomendable que llevaras unas zapatillas o zapatos flexibles en el maletero para conducir.

Las gafas de sol, grandes aliadas

Además de ropa cómoda y del calzado flexible y con sujeción, hay que añadir un accesorio imprescindible en verano: las gafas de sol. Además de protegernos de los rayos solares, nos garantizarán una buena visión porque reducen los deslumbramientos provocados por el sol y conduciremos con la vista más relajada.

Para que las gafas de protección solar sean efectivas asegúrate que llevan el etiquetado de la Comunidad Europea (CE) que acredita que cumple la normativa de calidad y seguridad. Las gafas de sol más adecuadas para conducir son las que llevan lentes polarizadas y de color gris, con montura ligera y envolvente para que cubra también los laterales de los ojos.

NOTICIAS RELACIONADAS


Source: NoticiasCoches