Los concesionarios pierden la mitad de su posventa cuando los coches superan los cinco años

Posted by

20MINUTOS.ES

  • Uno de cada cuatro coches del parque automovilístico español es de mediana edad, es decir, tiene entre seis y diez años.
  • Los concesionarios reparan el 58% de coches de hasta cinco años, pero pierden la mitad de su volumen cuando los vehículos pasan a ser de mediana edad.
  • Audatex ha presentado un informe en el que recoge éstos y otros datos de utilidad para el sector, presentado en el congreso de Faconauto.

Vehículo de Ocasión

El parque automovilístico español está cada vez más polarizado: o los coches son nuevos, o son viejos. Apenas uno de cada cuatro coches (26%) de cuantos circulan por España es de mediana edad, es decir, entre seis y diez años. Este dato, además de reflejar los extremos en los que se mueve la flota automovilística del país, tiene un efecto secundario: los concesionarios de posventa tienen en los vehículos de esa antigüedad gran parte de su potencial de crecimiento.

Cuando un vehículo pasa esa franja, se considera coche “adulto”, y a partir de ese momento el concesionario se deja 30 puntos de cuota de mercado respecto al taller multimarca, es decir, prácticamente la mitad de su negocio. Así lo refleja el informe ‘El futuro de la iPosventa’, presentado por Audatex en el congreso de Faconauto celebrado hoy en Madrid.

Los concesionarios tienen una cuota de mercado del 58% en las reparaciones de coches de hasta cinco años. Es decir, casi dos terceras partes de los vehículos más nuevos de España se reparan en los mismos puntos en los que se venden. A partir del sexto año de vida del coche, cuando pasa a formar parte de la mediana edad, el informe realizado por Audatex revela que pierde más de la mitad del volumen, 30 puntos porcentuales: el análisis de más de cuatro millones de reparaciones revela que tan solo el 28% de las reparaciones de coches de seis o más años se realizan ahí.

Para buscar una vía alternativa de negocio y contrarrestar la pérdida de las miles de reparaciones que se quedan por el camino, muchos de los talleres recurren a la importación de vehículos de ocasión de mediana edad de países con un parque automovilístico más joven que el español, especialmente de mercados del norte de Europa. Según el informe de Audatex, esa importación ayudaría a los concesionarios a tener más “masa crítica” de clientes en sus talleres, y no limitar así su posventa a coches únicamente nuevos o seminuevos.

Además, importar ese tipo de vehículos tendría un beneficio añadido, tal como refleja el documento: serviría como impulso al nicho de los vehículos de ocasión, que precisamente venden el mayor número de coches entre aquellos que tienen de seis a diez años, los de mediana edad. De hecho, el ser el tipo de vehículos más deseados (unido a la escasez de oferta) ha provocado que los coches de mediana edad pierdan menos valor que antes: en 2015, un coche en esa franja de edad perdía un 75% respecto a su valor original; en 2016, se quedó en el 66%.

Misma tendencia en reparaciones

El parque móvil es bipolar en lo que a la edad de los vehículos se refiere, por lo que las reparaciones lo son también por extensión. La elección de los concesionarios para reparaciones de coches más nuevos, así como el hecho de que los coches de mayor edad acudan a talleres, tiene una motivación: la diferencia de precio. En ese contexto, los vehículos de mediana edad suponen una opción rentable tanto para unos como para otros.

Tal como reflejan los datos recopilados por Audatex, una de cada cuatro reparaciones de automóviles en España se realiza en coches de mediana edad, que recorren un promedio de 18.000 kilómetros al año, más que la media. Aun así, el nicho que permite a los talleres crecer en reparaciones es el de los vehículos más nuevos, con un aumento del 1,4% en 2016 tras años consecutivos de caídas.

Ese aumento, por supuesto, tiene como base el crecimiento en venta y matriculación de coches. Tras la crisis, los años 2015 y 2016 volvieron a traer consigo aumentos, y se sobrepasó la barrera del millón de vehículos vendidos, lo que implicó un aumento de más del 2% en los ingresos de los talleres, ya que los coches nuevos son los que más frecuentemente visitan al mecánico y aportan una mayor rentabilidad.

Pese a que las cifras de los últimos cursos han sido mejores y parecen dejar atrás la recesión, Audatex prevé un parón en la tendencia: espera que los dos próximos años las reparaciones se estanquen, y que el crecimiento vuelva a su curso (alrededor del 2%) a partir de 2019. El motivo es que entre 2017 y 2018 alrededor de tres millones de coches españoles cumplirán diez años, por lo que pasarán al segmento menos atractivo para el taller, ya que en ese segmento la media de kilometraje anual es menor y por tanto también las visitas al mecánico.


Source: NoticiasCoches