Kia Optima, una berlina pensada para 'comerse' los kilómetros

Posted by

20MINUTOS.ES

Kia Optima

El KIA Optima es un vehículo hecho para hacer kilómetros. Es su terreno. Es donde apetece conducirlo.

Sus dimensiones ya lo adelantan: 4.855 mm de longitud, 1.860 mm de anchura, 1.465 mm de altura y un peso de 1.590 kg. Con estas cifras es fácil entender que es un vehículo que no está destinado a ir por la ciudad, sino por autopista. De hecho, por ejemplo, si atendemos a su longitud, en muchos casos resultó excesiva para los aparcamientos de varios centros comerciales y hoteles de Torremolinos, Madrid, Ronda y Sevilla, lugares por los que pasamos durante nuestra prueba del vehículo con el que hicimos unos 2.000 km.

Un coche grande en el que se agradece, sin duda, la cámara trasera y los sensores de proximidad que incluía nuestra unidad de prueba con el equipamiento ‘Drive’ que también incluía el asistente de mantenimiento de carril o el control de crucero, entre otros elementos (en su ficha técnica puedes ver lo que incluye de equipamiento con este acabado).

El coche que probamos fue el KIA Optima 1.7 CRDI VGT Drive Eco-Dynamics de 141 CV (imagen abajo). Este motor fue el primero que sacó KIA con este coche, que en su momento costaba 24.849 euros (actualmente su precio con el acabado más básico, el Concept, es de 25.049 euros). Nuestra unidad, con el equipamiento Drive, cuesta 28.249 euros.

KIA Optima 1.7 CRDI VGT DRIVE ECO-DYN 141 CV de color negro

Esta berlina de la marca surcoreana busca ofrecer un modelo competitivo que sirva de alternativa a otros modelos de similares características como el Renault Talismán, el Ford Mondeo o el Volkswagen Passat. Sus 25.049 euros son un precio significativamente más bajo que el de estos tres modelos, y también más económico que el de otras alternativas como el Hyundai i40 o Opel Insignia. Es ligeramente más caro que el Toyota Avensis.

Si en el recorrido por autopista su comportamiento fue excelente -los pasajeros viajan cómodamente sin notar prácticamente la irregularidad del firme ya que es el vehículo con más espacio para las piernas de los medidos por km77.com- a pesar de que notamos ciertas vibraciones en el interior del habitáculo durante la marcha, las sensaciones en carreteras con curvas más cerradas no llega a dicha excelencia en comodidad de marcha. Esto no quiere decir que las sensaciones fuesen malas, sino que no era la misma sensación que cuando vas con este coche a velocidad de crucero por una autopista. Sus 1.590 kg (un peso parecido al de sus alternativas) se notan en este tipo de trazado.

No es un coche hecho para correr, aunque es cierto que el motor tira con la suficiente fuerza como para no tener que cambiar de marcha en carreteras de montaña. Esto es por su gran par motor: su par máximo es de 340 Nm que se encuentran entre las 1.750 y las 2.500 rpm. Su potencia máxima de 141 CV las encontramos a las 4.000 rpm. En la carretera de montaña de Torremolinos a Ronda pudimos recorrer parte del trayecto con la tercera marcha engranada y no tuvimos la sensación de que tuviésemos que reducir, incluso yendo detrás de un camión a 30 km/h en cuesta. En cierto modo lo agradecimos ya que la palanca de cambios de este vehículo nos pareció un poco tosca y grande,  aunque con un tacto agradable. No obstante, coincidimos con el probador de km77.com en que “la palanca de cambios se maneja con suavidad, es precisa en las inserciones y de recorridos bien ajustados”.

De todos los elementos del coche, queremos deternos en cuatro elementos: el asistente de mantenimiento de carril, el funcionamiento de las luces largas en modo automático y el aparcamiento asistido.

El primero nos gustó mucho, es bastante efectivo y en ningún caso falló durante nuestra prueba. Sin embargo, la segunda opción -el modo automático de las luces largas- no funcionó adecuadamente ya que en la prueba de noche que hicimos por una carretera secundaria no se desconectaban a tiempo cuando venía un vehículo de frente lo que provocó que en más de una ocasión tuviésemos que pasar a modo manual para no deslumbrar a los demás conductores (este hecho se dio cuando íbamos por una carretera con muchos kilómetros en línea recta; en carretera secundaria con curvas sí captaba correctamente las luces del vehículo que iba a aparecer por delante de nosotros). Por último, el aparcamiento asistido. Lo probamos en varias ocasiones, en varios espacios y tanto de día como de noche. No siempre funcionó correctamente. En varias ocasiones el espacio era generoso como para que el vehículo indicase que había un sitio para aparcar. Sin embargo, no lo captó en varios casos.

Los anteriores elementos los descatamos porque son lo que más nos llamó la atención. Los demás elementos del vehículo funcionaban correctamente.

El vehículo da unas prestaciones acordes con su potencia, el consumo de combustible es normal y, además, el espacio para que los pasajeros que viajan en la parte trasera estiren las piernas es muy amplio (la mayor medida por km77.com, incluso 1 cm mayor que el Skoda Superb), no así la altura libre hasta el techo, que resulta escasa para aquellos que midan más de 1,80 metros. Aunque no es tan espacioso como un Passat, su amplitud es superior a la de modelos similares, con buena anchura entre puertas pese a que la altura libre hasta el techo no es excesiva (lo que se acentúa en el caso de añadirle techo solar de cristal).

Las distintas versiones de la gama tienen un buen maletero -más que suficiente para la mayoría de los usuarios-, con una capacidad de 510 litros. En este aspecto, el KIA Optima está en desventaja con otros modelos con los que compite, como el Mondeo (550 l), el Passat (586 l) o el Talisman (608 l). La capacidad de carga es mayor en la versión Sportspace, al contrario de lo que ocurre con la versión híbrida enchufable, cuya carga se reduce hasta 307 litros ya que parte del espacio del maletero lo ocupa la batería.

Interior del KIA Optima

Además del nivel de equipamiento Drive de nuestro vehículo, también están el Concept (versión más básica) y Emotion (versión más equipada). Desde el nivel más bajo se incluye una pantalla de siete pulgadas con sistema de navegación, llantas de 16 pulgadas y programador de velocidad. Al subir de nivel se van añadiendo funcionalidades como alerta por cambio involuntario de carril, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, faros de xenon (con iluminación deportiva en la versión Emotion) o, en la versión más alta de gama, una pantalla más grande para el navegador (ocho pulgadas), equipo de sonido o calefacción en los asientos.

Más información del Kia Optima en km77.com, con precios, descripción del interior y galerías de imágenes.


Source: NoticiasCoches